El impulsor del cambio: Transparencia mundial

La Ley de cumplimiento tributario de cuentas extranjeras (“FATCA”, por sus siglas en inglés) es una ley estadounidense creada para obligar al cumplimiento fiscal a los ciudadanos estadounidenses que mantienen cuentas y activos financieros y bancarios fuera del país.

Estados Unidos ha suscrito Acuerdos intergubernamentales con más de 100 jurisdicciones asociadas para trasponer la FATCA en la legislación nacional de esas jurisdicciones. La FACTA y la mayor parte de los IGA entraron en vigor en julio de 2014.

  • Con arreglo a la FATCA y los IGA, las Instituciones financieras extranjeras (FFI, por sus siglas en inglés) (no estadounidenses) están obligadas a identificar a los ciudadanos estadounidenses de entre los titulares de sus cuentas financieras en un proceso de diligencia debida. Luego, cada año, esas FFI deben declarar ciertos datos personales y financieros de esas cuentas estadounidenses reportables en el Portal de Intercambio automático de información (AEOI) de las autoridades fiscales locales, quienes posteriormente intercambiarán dicha información con las autoridades fiscales estadounidenses (Servicio de Rentas Internas o IRS, por sus siglas en inglés).
  • Todas las demás entidades del mundo son Entidades no financieras pasivas o activas. Las personas físicas y las NFE están obligadas a notificar su estado relativo a la FATCA a los Bancos y otras FFI en los que poseen cuentas, mientras que las NFE pasivas deben también informar de cualquier propietario o controlador que sea ciudadano estadounidense.
  • Para obtener información general acerca de la FATCA y los IGA, consulte:
    https://www.irs.gov/businesses/corporations/foreign-account-tax-compliance-act-fatca
    https://www.treasury.gov/resource-center/tax-policy/treaties/Pages/FATCA.aspx

La FATCA y los IGA sentaron las bases para la introducción de un estándar mundial avalado por el G20 y desarrollado por la OCDE.

Los Estándares comunes de información (“CRS”) y el Acuerdo de autoridad competente (CAA, por sus siglas en inglés) es el nuevo Estándar para el Intercambio automático de información (AEOI) de cuentas financieras, conocido también FATCA mundial o GATCA.

  • Exige a las Instituciones financieras (FI, por sus siglas inglés) de las Jurisdicciones Participantes en los CRS a identificar a los titulares de cuentas financieras que sean residentes a efectos fiscales en otras Jurisdicciones reportables.
  • Posteriormente, cada año, esas FI deben notificar determinada información financiera y personal (dividendos, intereses, ganancias por ventas) de dichas cuentas reportables de los CRS en el portal de AEOI de las autoridades fiscales locales, quienes la intercambiarán automáticamente con las autoridades fiscales de las Jurisdicciones reportables donde residan los titulares de las cuentas reportables.
  • Afecta a las cuentas de personas y entidades, incluidos los fideicomisos y fundaciones. Si el titular de la cuenta es una entidad clasificada como Entidad financiera pasiva, la FI deberá también notificar quienes son sus Controladores residentes a efectos fiscales en una Jurisdicción reportable de los CRS.

Los CRS se han implementado en todo el mundo en más de 100 jurisdicciones que mantienen relaciones de intercambio activas en virtud del Acuerdo multilateral o bilateral de autoridades competentes (CAA, por sus siglas en inglés):

  • A partir de enero de 2016, para los primeros 49 países adoptantes, entre los que se incluyen los Estados miembro de la UE, México, Argentina, Colombia, la India y territorios de ultramar de la corona británica (CDOT, por sus siglas en inglés) como las Islas Caimán y las Islas Vírgenes Británicas (BV, por sus siglas en inglés), con un primer intercambio el 30 de septiembre de 2017.
  • Los CRS se están desplegando a partir de 2017 en al menos 50 adoptantes tardíos que los han suscrito y los están trasponiendo en su legislación nacional, con un primer intercambio el 30 de septiembre de 2018.
  • Puede comprobar el régimen de los CRS aplicable en http://www.oecd.org/tax/automatic-exchange/commitment-and-monitoring-process/AEOI-commitments.pdf

El sistema de los CRS se suma a la FATCA y los Acuerdos intergubernamentales (IGA), con la principal diferencia de que la FATCA y los IGA sirven para notificar a los titulares de cuentes que son ciudadanos de los Estados Unidos mientras que con arreglo a los CRS se notifica a los titulares de cuentas que son residentes fiscales en otras Jurisdicciones reportables de los CRS.

El impacto tanto de la FACTA como de los CRS tiene grandes repercusiones no solo en las Personas con un elevado patrimonio (HNWI, por sus siglas en inglés) cuya información sobre cuentas financieras se va a notificar e intercambiar. Esas HNWI deben asegurarse de que las cuentas financieras se notifiquen correctamente, y en la medida de lo necesario, a las autoridades fiscales locales de su residencia fiscal. Como consecuencia de los CRS, los bancos y otras Instituciones financieras se enfrentan a cada vez más requisitos de cumplimiento y notificación, además de a un creciente seguimiento por parte de los gobiernos debido a los nuevos sistemas de información de cumplimiento impuestos.

Para obtener más información general acerca de los CRS y los compromisos y activación de las relaciones de intercambio por parte de las distintas jurisdicciones, visite:
http://www.oecd.org/tax/automatic-exchange/common-reporting-standard
http://www.oecd.org/tax/automatic-exchange/international-framework-for-the-crs/